Orden: Perciformes
Familia: Cichlidae
Género: Geophagus
Especie: G. winemilleri

La especie tipo del género es Geophagus altifons.

El género Geophagus es actualmente polifilético: sus integrantes comparten características que parecen ser similares, pero no se han heredado de ancestros comunes. Se encuentra en la necesidad de una gran revisión taxonómica.

Se considera que existen tres grupos principales:

- Los Geophagus stricto sensu, considerados como los auténticos Geophagus, son en su mayoría relativamente pacíficos, a menudo tienen extensiones de aletas largas y son nativos de las cuencas del Amazonas, Orinoco y Parnaíba, así como de ríos de las Guayanas.

- Los Geophagus sensu lato cuyas especies son más robustas y agresivas del grupo Geophagus brasiliensis (incluyendo G. diamantinensis , G. iporangensis , G. itapicuruensis y G. obscurus) encontrados en las cuencas hidrográficas del este y sureste de Brasil, en Uruguay y Noreste de Argentina.

- La especie Transandina Geophagus steindachneri (incluyendo G. crassilabris y G. Pellegrini) del norte y el oeste de Colombia, el noroeste de Venezuela y Panamá, donde los machos adultos desarrollan una frente roja bulbosa distinta.

La mayoría de las especies de Geophagus se venden en acuariofilia como Geophagus surinamensis independientemente de su origen, una situación que sigue causando confusión y es agravada por el hecho de que los juveniles de la mayoría son prácticamente idénticos. De hecho, G. surinamensis casi nunca se comercializa y existen muy pocos ejemplares en acuarios privados.

Distribución:

Pez de biotopo amazónico, nativo de América del Sur; se encuentra en la cuenca de los Ríos Negro, Orinoco y Casiquiare en el Sur de Venezuela y del escudo guayanés.

 

Forma:

Comprimido lateralmente, con forma de ovoide, es de cuerpo alto hasta aproximadamente el inicio de la aleta dorsal donde el perfil desciende abruptamente. Llama la atención la forma de su cabeza angular y alargada, la posición de los ojos elevada y la de la boca protráctil, colocada en la parte inferior de la cabeza debido a sus hábitos alimentarios de tragar tierra/arena para buscar alimentos. Los labios son moderadamente anchos. Algunos ejemplares desarrollan una giba en lo alto de la cabeza, más apreciable en los machos adultos.

Posee una única aleta dorsal que cuenta con 18 espinas y 11 radios; las espinas dorsales aumentan de longitud de la primera a la sexta, quedan igual hasta la novena, para luego ser un poco más cortas.

Presenta una aleta caudal muy desarrollada y que en los ejemplares adultos puede tener extensiones en sus extremos.

La aleta anal posee ocho radios y tres espinas, y acaba en punta. Aletas pélvicas de forma triangular, con el primer radio en forma de filamento. Las pectorales son alargadas, más o menos de forma triangular.

La mandíbula superior cuenta con una fila exterior de entre 19 a 31 dientes ligeramente curvados y más grandes que los de las tres o cuatros filas internas que son muy finos y puntiagudos

Ambos sexos presentan llamativas prolongaciones filamentosas en los dos extremos de la aleta caudal, generalmente también cuentan con dichas prolongaciones las aletas pélvicas, dorsal y anal.

 

Es de colores vivos. Los lados son plateado-azulados con cinco franjas amarillas longitudinales. El hocico es gris azulado en la mejilla, los labios de color blanco amarillento. Los opérculos son amarillos con manchas azules iridiscentes.

Las aletas dorsal y anal de color rojo pardo con bandas longitudinales de color azul iridiscente; las aletas pélvicas, rojo brillante con bandas azules iridiscentes, primer radio blanco; aleta caudal roja, con grandes manchas iridiscentes de azul a blanco.

Posee cuatro barras verticales paralelas en cada flanco (normalmente visibles sólo cuando está estresado, desovando) y una mancha lateral oscura ubicada dentro de la segunda barra vertical.

La marca preopercular oscura es una característica de la especie que la distingue de otras del mismo género así como las tres espinas de la aleta anal.

 

Alimentación:

A menudo sinónimo de bentónicos (los peces bentónicos son aquellos que están fuertemente ligados al fondo, donde pasan gran parte de su vida), las especies se llaman geofágicas por sus hábitos alimentarios.

Un pez geófago se alimenta por geofagia (facultad que poseen ciertos animales de engullir tierra para aprovechar las sustancias nutritivas que esta lleva consigo, definición Google) cuando filtra y tamiza los microorganismos o partículas pequeñas presentes en un sustrato como la arena fina para comer. La materia restante se