top of page

Es originario del noreste del Océano Índico y es endémico de Japón y Taiwán.

Vive en los alrededores de las rocas completamente cubiertas de algas, sobre el sustrato arenoso y a una profundidad que va de 7 a 17 m.

Se alimenta principalmente de invertebrados bénticos y se entierra en la arena para protegerse de los depredadores.

Este pez puede llegar a medir alrededor de 12 cm, es resistente y fácil de mantener en cautiverio. Se adapta y acostumbra rápidamente a vivir en el acuario y a los alimentos preparados. Generalmente no se considera un pez totalmente seguro para un acuario de arrecife. Aunque no molesta a los corales, se comerá los pequeños crustáceos, moluscos e invertebrados. Al ser juvenil es pacífico y está coloreado como las algas de su medio ambiente natural. Es algo tímido y se enterrará en la arena al primer signo de peligro.

A crecer y madurar se vuelve muy territorial, por lo que no debe ser mantenido junto a peces más pequeños que él, tímidos o tranquilos y sumisos.

 Necesita estar en un acuario grande con mucho espacio libre para nadar, muchas rocas vivas para esconderse y descansar y una cama de arena viva.

Al tener un gran apetito, en el acuario es fácil entrenarlo para que acepte de muy buena gana los alimentos preparados que le ofrezcamos. Es muy tragón y necesita ser alimentado dos o tres veces al día.

En su medio ambiente natural los juveniles a veces pueden ser observados en grupo, pero los adultos son observados en solitario o formando pequeños grupos. 

Aunque se conoce muy poco acerca de la reproducción de este pez, se cree que, como los demás labridos, probablemente sea capaz de cambiar de sexo y que son desovadores pelágicos, liberando sus huevos y esperma en la columna de agua.

Macropharyngodon moyeri

$83.665,00Precio
  • Alimentación: Escamas, Camarón congelado, mejillón, etc.
    Reef Safe: Si
    Acuario: A partir de 200L

bottom of page