Es un coral blando que posee aspecto de hongo cuando sus pólipos están retraídos. Su píe es en forma de columna que sujeta al coral y se le denomina Mesogloea. Esta columna le permite aguantar las corrientes que lo golpean y que juegan un papel fundamental en su mantenimiento. 
Su esqueleto además de por el píe está conformado por espículas
que son pequeñas ramificaciones de carbonato cálcico. El cuerpo
recibe el nombre de corona y es donde se ubican sus pólipos que
pueden llegar a medir hasta los 4 cm en función de la especie y su localización en el arrecife. El cuerpo está compuesto de 8 brazos cuya misión es permitir que el agua fluya hasta el centro del coral en donde se encuentra la boca del animal y por donde se
introducirá el agua con los nutrientes. En la zona de los pólipos
existen pequeñas canalizaciones que contribuyen a la circulación
del agua.
Requiere de iluminación moderada a fuerte. Los fluorescentes estándar los mantienen pero no consiguen un crecimiento sustancial, Los fluorescentes de alta intensidad son en algunos casos suficiente. Lo ideal es mantenerlos bajo leds o HQI, ya que obtiene buena parte de alimento de sus zooxantelas.
La corriente deberá ser de moderada a fuerte. Con el fin de inhibir el crecimiento de algas y cianobacterias y permitir al coral desprenderse de las periódicas mudas de piel. Lo normal es que la muda se produzca aproximadamente cada 15 días. La realizan para eliminar restos de algas y detritos que la corriente no puede retirar. Para efectuarla el coral se retrae permitiendo que la capa exterior sea arrastrada en pedazos por la corriente. Si la corriente no retirase esta capa el aporte de oxígeno se vería reducido y podría padecer infecciones bacterianas.
Es bueno añadir 2 o 3 veces suplementos nutricionales para animales filtradores en forma de zooplacton o fitoplacton será suficiente para que se desarrolle correctamente.

Sarcophyton ehrenbergi

SKU: CORB0009
$7.500,00Precio
  • Tamaño: 11cm aprox de diametro con polipos extendidos.
    Ubicación en el acuario: Ubicarlo en algún lugar con buena corriente de agua e iluminación.
    Producen unas sustancias químicas que pueden resultar tóxicas para otros invertebrados. Estas tienen como función el impedir que se formen algas diatómeas sobre sus tejidos y prevenir infecciones. Por prudencia no se deben colocar corales duros en sus cercanías ya que pueden verse afectados.

Av. Centenario 911 - San Isidro

Buenos Aires - Argentina - C.P. 1640

Teléfono: (011) 4732-2627

Celular:    (011) 3421-8129

e-mail:      info@aqualife.com.ar

                  ventas@aqualife.com.ar

© 2019 by Aqualife Aquarium Solutions.